BLOG

Por

Instituto Sanford

Fecha

diciembre 21, 2021

Desde hace mucho tiempo existe el dilema si la capacitación de la fuerza laboral es un gasto o una inversión, las nuevas teorías de gestión siempre dan por sentado que es una inversión y que se debe hacer para mejorar la productividad de la empresa. Sin embargo, la idea de capacitar al personal si puede ser un gasto cuando ésta no tiene un plan, un objetivo, o una meta; pero sobre todo, cuando lo aprendido no genera resultados en la mejora de la productividad o sencillamente éstos no son evaluados.En el caso particular de la escuela, cuando los estudiantes no experimentan mejora alguna a lo largo de un año de cursos, y los padres de familia no perciben cambios en la atención o servicio que presta el colegio, podemos decir que la capacitación realmente fue un gasto inútil.Para identificar el origen de la visión que tiene el colegio en materia de capital humano, partiremos de hacer una comparación entre dos conceptos clave; por un lado, la fuerza laboral que según Marx, “es el conjunto de capacidades físicas y mentales, inherentes a todo ser humano, susceptibles de ser utilizadas para la producción”, mientras que el capital humano conlleva otras connotaciones; según Becker, “es un factor de producción dependiente no sólo de la cantidad, sino también de la calidad, del grado de formación y de la productividad de las personas involucradas en un proceso productivo”. En otras palabras, el capital humano está relacionado directamente con la productividad y para ello requiere de una mejora constante.Así, adoptamos la mentalidad de invertir fuerte en nuestro equipo de trabajo para lograr que los resultados aterricen a una educación de calidad en todos los sentidos, que genere confianza en los padres de familia que no dieron su voto para cumplir con la tarea más difícil: educar a sus hijos como personas de bien.Es de suma importancia que la comunidad estudiantil tenga conocimiento sobre las capacitaciones que los docentes reciben, a fin de generar un sentimiento de seguridad al saber que los profesionales que atienden día a día a sus hijos cuentan con el perfil y las herramientas necesarias para ello.A continuación, mencionamos las principales capacitaciones en las que los docentes deben ser participantes activos a lo largo del ciclo escolar:

  • Capacitaciones para afinar su Perfil en educación.  
  • Talleres para poner en práctica su experiencia en educación.
  • Capacitación continua, acorde a temáticas relacionadas con la educación, tales como estrategias docentes, metodologías educativas, buenas prácticas docentes y acordes al desarrollo, intereses y necesidades de los alumnos.
  • Actualización docente, de acuerdo a plan y programa de estudios oficial SEP y modelo educativo. 
  • Capacitación y acompañamiento profesional en manejo de TAC´s (Tecnologías del Aprendizaje y Conocimiento), que implementan como recursos para generar y reforzar el aprendizaje en las aulas.
  • Certificaciones (ej. Apple Teacher´s, Lego y Cambridge).
  • Talleres de sensibilización y concientización sobre la importancia de la educación socioemocional (autorregulación, autoestima, empatía y trabajo colaborativo).

El compromiso que se asume con la postura de una capacitación continua está ligado directamente a la mejora del servicio, en el caso del Instituto Sanford, es parte de nuestro ADN y conforme seamos parte de un equipo comprometido con el desarrollo personal y profesional de cada uno de los miembros tenga la confianza que nos seguiremos querido como familia. “Hoy en día ante tanta competencia de productos y servicios en el mercado, lo único que hace la diferencia entre una empresa u otra, es su capital humano”.Ram Charam, consultor y experto de negocios en temas de liderazgo.

Análisis del porqué una capacitación puede volverse un gasto cuando no se tiene un objetivo para la misma.

>